Los ultimos tres meses del 2015 y el comienzo del 2016 el tema economico ha sido sin duda el topico de discucion principal de todos los puertorriqueños. El inpago del gobierno a sus obligaciones con los bonistas, los re-integros pendientes a miles de contribuyentes, la posibilidad de reduccion de jornada para los empleados publicos, el aumento en las quiebras personales y de negocios, ejecuciones de hipotecas y cuentas de autos sin precedentes y la mudanza masiva hacia los Estados Unidos pone de manifiesto una crisis que vista estrictamente desde el punto de vista humano parece ser que no tiene solucion a corto plazo.

Pero me parece que la peor crisis que podemos enfrentar en el nuevo año es “la falta de fe” unida al “temor”. Sin duda muchos llevaban mucho tiempo sin empleo porque el cierre de empresas ha sido mucho y la opcion mas correcta fue optar por irse pero a otros la falta de fe y el temor fue el motor de su mudanza. He visto como ambas han provocado que muchos de los miles que ya se han mudado tenian un trabajo estable, sus necesidades basicas estaban cubiertas y podian seguir adelante aqui sin la necesidad de mudarse, otros han vendido su negocio para unirse a la corriente migratoria. Hoy quiero hablarle a esos que tienen un trabajo estable y sus necesidades cubiertas pero que comienzan a deslizarse por la incertidumbre generalizada.

Nueva Vida te invita a que te aferres como nunca en el 2016 a la palabra del Señor que siempre es la buena noticia, ante la desesperanza del tiempo presente Filipenses 4: 6-7 dice

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Diganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que el ha hecho. (7) Asi experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La Paz de Dios cuidara su Corazon y su mente mientras vivan en Cristo Jesus”.

Veamos las instrucciones y aseveraciones contenidas en este verso de la escritura:

a) “No se preocupen por nada”-Ninguna preocupacion es permitida, el prefijo “pre” significa antes, Dios no quiere que nos ocupemos en el miedo o a como vamos a enfrentar una situacion, el esta en control de todo.

b) Ok, sino me preocupo entonces que hago? La instruccion es clara sigue diciendo la palabra “en cambio oren por todo”. Suena facil pero todos sabemos que la oracion requiere disciplina y buen manejo de nuestro tiempo, hacemos tantas cosas que dejamos esta importante instruccion para la noche y casi siempre nos sorprende el cansancio y el sueño evitando que hagamos una de las cosas mas importantes que nos mantendran fuertes espiritualmente.

c) Cuando practico a la vez decirle a Dios lo que necesito y darle gracias por todo lo que ha hecho me permite ser un hijo maduro que conoce el caracter de mi padre celestial. Si recuerdo lo que era y lo que tenia 25 años atras sin duda veré a un Dios que ha sido capaz de sacarme de peores situaciones de las que enfrento ahora.

Fijate en la aseveracion categorica de lo que dice Filipenses, “aseveracion” es la confirmacion de la realidad de algo.

Dice el verso 7 del Capitulo 4 cuando has seguido las instrucciones anteriores; “Asi experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender”.

Gloriosa y poderosa verdad que debe cambiar por completo la manera que recibimos las malas noticias y nos dejamos afectar por ellas. Fijate que la palabra nos da garantia absoluta de que la Paz de Dios cuidara nuestro Corazon y nuestra mente pero condiciona esos beneficios a estar siempre en Cristo Jesus, La Paz de Dios cuidara su Corazon y su mente mientras vivan en Cristo Jesus”.

Vivir en Cristo Jesus es la clave, el hablando de la preocupacion dijo lo siguiente en Mateo 6: 28-34

28 »¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; 29 sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. 30 Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? 31 Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” 32 Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. 33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. 34 Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.

Leave a Reply